browser icon
You are using an insecure version of your web browser. Please update your browser!
Using an outdated browser makes your computer unsafe. For a safer, faster, more enjoyable user experience, please update your browser today or try a newer browser.

El realismo magico de Paco Sanz

La concepción realista que tiene Paco Sanz de su pintura, sus interpretaciones sumamente detalladas y precisas suponen una larga lucha por plasmar la realidad.

“La realidad” supone su gran obsesión de sus cuadros, como forma más efectiva de provocar una respuesta emocional en el espectador.

La mirada de Paco Sanz sobre el mundo del toro nace del proceso de creación artística que ha dado lugar a una ruptura en el tradicionalismo y la vanguardia. Surge de la figuración que lleva a cabo un nuevo acercamiento a los artistas contemporáneos como Antonio López García o Guillermo Muñoz Vera, artistas de una especial sensibilidad por el mundo que los rodea.

Cuando contemplamos sus cuadros de toros no solo nos enfrentamos a la materialización de una obra plástica sino que nos adentramos en el conocimiento profundo de la lidia alejándolo del “folclore” y acercándolo al lugar más humano que tiene la fiesta.

Su trayectoria es intensa y no deja de ser un artista lleno de actitud, talento y compromiso con la realiada. Sus exposiciones son acontecimientos importates pues ofrece al público una excelente oportunidad de ver un artista de gran proyección en el futuro.

Roberto Fuentes (Pintor)

Las obras de Paco Sanz desprenden un realismo asombroso, y un tanto inquietante. Sus trazos retratan a los toros con la eficacia de una cámara fotográfica y el lirismo de una poesía.

La nobleza del poderoso animal queda plasmada en cada uno de sus lienzos, al igual que la soledad del torero cobra sentido. Todo acompañado por una ingente multitud desenfocada, en la que las caras pierden su sentido humano, convertida, así en un común de espectadores deseosos de disfrutar de la maravilla o de ser testigos de la tragedia.

Francisco Sanz Jiménez nació en 1958 y ha dedicado su vida artística a la representación del mundo taurino. Los dos contendientes, y todo el utillaje que rodea al desempeño del oficio son sus temas predilectos. La plaza de toros y los campos abiertos representan distintas facetas de la libertad y el cautiverio, no sólo para el toreado, también para quien porta el capote.

Periódico “Guadalajara 2000

¡¡¡¡¡ PINCHA AQUÍ PARA VER LAS OBRAS TAURINAS DE PACO SANZ !!!!